Prácticas concretas para cuidar la Casa Común en Cuaresma

En esta temporada que aumentan los incendios forestales estamos llamados a proteger el bien que Dios nos ha dado

0
96

Autoridades hondureñas en materia del medio ambiente afirman que en lo que va del año y al cierre de esta edición del Semanario FIDES, se han reportado 32 incendios forestales en el país, una situación alarmante que lastimosamente se relaciona a la Cuaresma. Este tiempo litúrgico coincide con la temporada seca en el país en donde estos fenómenos se incrementan. Ante esto, el llamado hecho por el Papa Francisco de cuidar la Casa Común, se vuelve más latente y necesario.

Llamado Alejandra Zelaya, es coordinadora a nivel nacional del Movimiento Católico Mundial por el Clima. Ella indica que “Ante la gran cantidad de incendios que se dan en esta temporada, es importante la denuncia, para que se establezcan precedentes en estas temáticas que a veces es complicado que la fiscalía las tome en cuenta, pero se deben generar precedentes”. Prácticas Por su parte, Amaro García, integrante de la Pastoral Familiar, asegura que durante muchos años se ha trabajado en el tema ambiental.

Desde su experiencia indica ciertas prácticas concretas que se pueden realizar para cumplir este llamado de cuidar el medio ambiente, la Casa Común que menciona el Sucesor de Pedro en Laudato Si. “Es nuestro deber cuidarla, protegerla, resguardarla de tanta contaminación y destrucción a las cosas que nos dan vida, como ser el aire, el agua, los bosques, los océanos, los animales, todo lo biótico y no biótico” recalcó García.

En medio de esta pandemia, sugiere algunas prácticas para cuidar el tesoro que Dios nos ha dado. Resalta no utilizar tanto las bolsas plásticas en los quehaceres cotidianos, ya que no solo es basura, sino que son elementos no biodegradables.

“Se necesitan más de 500 años para que la naturaleza las absorba” detalló. García, además agregó que “estamos dañando nuestros ríos, lagos, mares, porque al no tener sistemas de tratamiento de la basura, una gran mayoría terminan su ciclo de depósito en las aguas que llegan a nuestros mares, contaminándolos y haciendo morir a seres acuáticos que viven en ellos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here