Política migratoria de Estados Unidos no se ha flexibilizado

La realidad que se vive en los puntos de detención, centros de procesamiento y albergues en los Estados Unidos refleja que la política migratoria de ese país no se ha flexibilizado, migrantes detenidos por la Patrulla Fronteriza enfrentan hacinamientos, largos procesos y pocas posibilidades de no ser retornados a sus países de origen.

Así lo constató en su segundo día de trabajo, la delegación oficial del Gobierno de Honduras durante un nuevo recorrido, esta vez, realizado en la ciudad de Laredo, Texas.

La vicecanciller Nelly Jerez recalcó que las condiciones actuales son muy duras y muy preocupantes en toda la zona fronteriza entre los Estados Unidos y México.

En ese sentido, ejemplificó que sólo en uno de los albergues visitados junto a la cónsul de Honduras en McAllen, Texas, Ana Bulnes, se constató que estaban alojados unas 400 personas en condiciones complejas.

Incertidumbre migratoria

Detalló que muchos de los migrantes, incluidos los hondureños, además de la incertidumbre, la larga espera y el duro proceso migratorio, también presentan secuelas en su salud por la peligrosa travesía realizada.

Algunos confesaron haber sido víctimas de secuestros o que aún les deben grandes sumas de dinero a los traficantes de personas, apuntó. “Hay un tema del crimen organizado bastante fuerte, ellos mismos lo mencionan. Para poder entrar aquí (Estados Unidos) hay un pago y es lamentable porque aún deben ese dinero”, deploró.

“Aquellas familias que están queriendo venir en este momento e ingresando con niños mayores de 8 años los están retornando a México”, advirtió la vicecanciller, Nelly Jerez.

Atención en ambos lados de la frontera

En el caso de los migrantes que se encuentran en la frontera de Estados Unidos, pero del lado mexicano, que buscan la aprobación de su solicitud de asilo siguiendo lo establecido por el programa “Protocolos de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés”, implementado por la administración del expresidente Trump, la diplomática hondureña indicó que los procesos continúan.  Jerez enfatizó que algunos de los solicitantes tienen ya casi un año de espera. “Para este domingo se espera un ingreso de casi 2,000 personas que van a entrar por esa zona de McAllen para ver el proceso”, agregó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here