Papa Francisco: “No somos islas. Estamos en el mundo para vivir a imagen de Dios.”

Por José María Talbott

0
225

En la celebración de la Solemnidad de la Santísima Trinidad, el Papa Francisco muestra cómo, en el Evangelio, Jesús se ve presente junto a dos personas: el Padre y el Espíritu Santo. En esto vemos como nunca hablamos de un solo ser, es decir, Jesús nunca se ve presente de manera individual.

“Vemos que el Espíritu habla, pero no de sí mismo, anuncia a Jesús y revela al Padre. Vemos también al Padre, que posee todo porque es el origen de todo, le da al Hijo todo lo que posee, no se queda con nada para sí mismo y se dona enteramente al Hijo,” expresa Su Santidad.

En relación a esta enseñanza, el Santo Padre nos llama a reflexionar como solemos llenarnos la boca con nuestros logros, las cosas que tenemos y las acciones que llevamos a cabo. Asimismo, como somos dados a los celos en relación con lo que poseemos, como nos cuesta compartir nuestros bienes con quienes más los necesitan.

“Dios, en quién cada Persona vive para la otra en continua relación, no para sí misma, nos estimula a vivir con los demás y para los demás. Abiertos,” dice el Santo Padre mientras nos llama a cuestionarnos si nuestra forma de vivir está orientada a los demás y si afirmamos esto solo con palabras o con acciones.

En este Ángelus, el Papa Francisco insta a la población a salir de nosotros mismos, a dejar de pensar que vivimos de manera individual. Somos seres necesitados de los demás y con la necesidad de ayudar a los demás. En la Santísima Trinidad encontramos al Señor en el Padre, en el Hijo y en el Espíritu Santo. En la vida cotidiana, encontrémonos a nosotros en los demás, y queramos al prójimo como nos queremos a nosotros mismos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here