Palabras de Vida-“Nosotros creemos y sabemos que Tú…”

0
246

En el relato de hoy final del capítulo sexto de San Juan, Jesús habla explícitamente del “escándalo”, es decir, de la falta de fe e incluso de la traición, ya que a partir de sus palabras, muchos de sus discípulos “se echaron atrás”, por lo que el mismo Señor preguntará a los doce, cuál es su decisión. Efectivamente, decidirse por Jesús, comportará nuevas implicaciones que muchos no estarían dispuestos a aceptar.

Seguir a Jesús, como el multiplicador de pan era fácil, símbolo de una práctica religiosa basada en el éxito inmediato y momentáneo, pero seguirlo más allá de esta experiencia resultaría una aventura para valientes. “La crisis galilea” tal como la llaman los especialistas, no es un pálido recuerdo histórico de la vida terrena de Cristo sino un acontecimiento constante en cuyo centro están también todo ser humano, que enfrenta el camino libre de la elección entre “la vida y el bien, la muerte y el mal, la bendición y la maldición” (Dt 30, 15).

Esta pregunta hecha al grupo de los doce, refiere a un tipo de frontera, en donde deben quedarse los dudosos, los que se habían escandalizado por su “lenguaje duro”, exigiendo que los que de allí partan con Él deberán estar decididos a compartir su pleno y definitivo destino, sea cual fuere. Pedro en nombre de todos, da una respuesta solemne hecha de verbos como: “creer y conocer”, que expresan la plena adhesión del ser.

El objeto de la fe que profesa Pedro es doble: la persona de Cristo, llamado el “Santo de Dios”, o sea su pertenencia plena a la esfera de la divinidad, y su palabra que es fuente de vida eterna. El Cardenal Carlo María Martini (QDDG), decía comentando este Evangelio, que había que pasar el “Vado de Cafarnaúm”, refiriendo claro está, que para seguir a Jesús, hay que pasar ese momento de crisis para salir libres y decididos tras de Él de manera definitiva y radical.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here