Oración en momentos de tristeza

0
87

¡Bendito sea Dios! Él en su gran bondad nos envió a Jesús, al Hombre perfecto y, nos regaló a María Virgen, la mejor de las creaturas. Ambos, rebosaron de alegría y de dolor, porque la hondura que alcanza el gozo, la alcanza también el dolor.

Dios mío, tú conoces todo lo que siento y lo que pienso, sabes que mi vida está llena a veces de alegrías y de tristezas, por eso ayúdame a descubrir que las razones para la alegría son más fuertes que las razones para la tristeza. No quiero vivir para la tristeza.

Dios mío, Tú conoces mis dolores, mis muchas preguntas y sabes los motivos de mi tristeza, ayúdame a descubrir el para qué de mi sufrimiento, a comprender aquello en lo que el dolor y la tristeza pueden convertirse. Señor, Tú convertiste tus angustias y tu muerte, en redención.

Dios mío, pon tu mano en mi hombro y grítame: no temas. Infúndeme tu luz y tu seguridad, dame el gozo de ser tuyo, inúndame de la alegría de tu Corazón. Hazme testigo de tu gozo. Consuélame. Dame serenidad y paz. Amén.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here