Nueve de cada 10 mujeres que emprenden la ruta migratoria sufren abuso sexual

Detrás de estas cifras se esconden los secuestros, trata de personas y un sinnúmero de vejámenes que les afectan fuertemente

0
101

No cabe duda que tan solo pensar en salir del país en busca de mejores oportunidades para sostener a la familia, genera incertidumbre y hasta cierto punto miedo, pero este es vencido por la necesidad de muchas mujeres que ven nulas las posibilidades de sacar adelante a su prole y asumen el riesgo de tomar la ruta migratoria sin saber que les deparará el destino.

Ultrajes

La travesía que asumen estas heroínas no es nada fácil. El camino es tormentoso y hay quienes, como Eva Suazo, corren con muy mala experiencia. Ella recuerda que motivada por la falta de empleo decidió emprender el viaje al norte. “Yo en el año 2003 decidí emigrar a los Estados Unidos y tomar el camino que, aunque había escuchado era de riesgo, nunca me imaginé que yo lo viviría”. Eva relata que a la altura de Guatemala comenzó a vivir su camino tormentoso “me encontré con unas personas que eran de El Salvador, nos quitaron las pertenencias que llevábamos los que íbamos en grupo, pero a pesar de eso yo decidí seguir el camino” Eva recuerda que al llegar a un lugar llamado Tenosique vio cuando un grupo como de seis hombres estaban abusando de unas mujeres “en ese momento, el grupo de personas que íbamos decidimos escondernos, llenos de angustia”, comentó aterrada.

Accidente

Cuando pensó que lo peor ya había pasado, el camino le tenía preparado un sufrimiento que le cambiaría su existencia de por vida. Ella recuerda que a los 19 días de haber salido de Honduras, sufrió un accidente terrible y perdió ambas piernas. “Estuve interna en un hospital de Veracruz, México y permanecí allí durante seis meses ya que me tuvieron que hacer varias cirugías. Cuando me recuperé me mandaron de regreso a mi país”, finalizó.

Desaparecida

La otra cara de la moneda son los familiares que quedan en este país a la espera de noticias de quienes se van. Génesis Velásquez, busca a su madre Julia, quien desapareció desde el 17 de agosto de 2012. “Ella decidió irse por cuestiones de inseguridad. Mi mamá nos habló durante los primeros cinco años, pero luego sabemos que se juntó con una persona de origen mexicano y no hemos vuelto a saber nada de ella, todavía la esperamos y sufrimos por su ausencia”, dijo la angustiada hija.

1 Traumas

Para la Hermana Nyzelle Dondé, coordinadora de la Pastoral de Movilidad Humana (PMH), las mujeres migrantes sufren grandes consecuencias psicológicas. “Ellas padecen algún tipo de trauma, por lo que les sucede durante la ruta migratoria”, informó la religiosa.

2 Abuso

Sor Dondé, nos revela un dato muy doloroso. Y es que de cada 10 mujeres que emprenden la ruta migratoria, 9 sufren algún tipo de abuso sexual, además de maltrato moral, riesgos de asalto, extorsión y agresiones.

3 Crisis

Las mujeres que atraviesan la ruta migratoria y sufren de estos maltratos, quedan marcadas muchas veces por crisis de ansiedad, estrés, ideas suicidas. Desde la Pastoral de Movilidad Humana se trabaja con grupos de auto apoyo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here