“No nos dejemos vencer por el miedo de los diagnósticos”

Doña Ana Argueta, es una sobreviviente de cáncer de mama, ella califica su testimonio como una batalla de la cual salió victoriosa

0
283

No hay duda que uno de los aspectos más importantes en la vida, es gozar de una buena salud. Todos luchamos por mantenernos en óptimas condiciones, ya sea por amor propio, a la familia, a los hijos, a los padres, esposo y esposa, Etc., pero ¿Qué sucede cuándo nos llega la fatídica noticia de un cáncer? En el Semanario FIDES, como cierre de este mes de octubre en donde hemos dedicado cada edición a hablar del cáncer de mama, les traemos la historia de doña Ana Argueta quien, con fe y cuidados intensos, logró vencer la enfermedad.

“Soy sobreviviente de este mal, tengo dos hermosas hijas y soy abuela de un nieto que padece de microcefalia. Me he dedicado a cuidar de ellos, pero para finales de octubre del año pasado, yo me hice el chequeo y el resultado fue tenía cáncer de mama”, expresó doña Ana al inicio de la conversación. Ella considera que no fue un proceso fácil y que desde el primer momento le ofreció su enfermedad a Dios y a pesar que asumió el reto con mucha valentía, lo único que le preocupaba era cómo le iba a dar la noticia a sus hijas y a su madre.

“No sabía que tenía cáncer y eso que yo me revisaba mis mamas como le explican a uno. Al hacerme este autoexamen me detecté una bolita en mi seno, fui donde la ginecóloga y me dijo que tenía que hacerme un estudio completo. Después me hicieron un ultrasonido y una biopsia del bultito y resulta que ya lo tenía en grado dos, que aún se considera benigno”, recuerda.

Doña Ana asumió esta impactante noticia como toda una guerrera, sin pensar en lo que estaba detrás de este diagnóstico. Fue operada en el Centro de Cáncer Emma Romero de Callejas, al cual ella agradece, pues no contaba con los recursos económicos para asumir los gastos que genera el tratamiento de una enfermedad como esta, además, fue sometida a quimioterapia terminando todo ese proceso hace un mes, donde ahora puede contar victoriosa que apoyada en la fe y la constancia ha vencido esta enfermedad.

Una batalla difícil que necesita disciplina

El proceso de tratamiento de cáncer de mama no es nada fácil. Doña Ana recuerda que los médicos del Centro de Cáncer Emma Romero de Callejas le dijeron que su padecimiento podía ser operado y que luego seguiría un riguroso tratamiento. La sometieron a una cirugía y a los cuarenta días comenzó sus quimioterapias y luego las radioterapias. “Animo a las mujeres que están pasando por este proceso, que sean positivas, que no se desanimen, porque con la ayuda de Dios se puede salir de esta dura prueba”, dijo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here