Muchos padres abandonan hogares para buscar el sustento fuera del país

2020 generó un caos social donde familias enteras fueron separadas por la falta de empleo, obligando a muchos jefes de hogares a migrar para mantenerlas

Los hombres en su mayoría son quienes mantienen o aportan más para el sustento de sus familias. La responsabilidad de sacar adelante su hogar económicamente tiene un fuerte impacto en ellos, tanto así que sienten que no pueden darse el lujo de perder su empleo, ya que de él dependen sus hijos y en algunos casos hasta la esposa.

Con la pandemia del coronavirus, muchos trabajos se perdieron; más del 40 por ciento de las micro, pequeñas y medianas empresas cerraron de forma permanente. Dentro de estos comercios que fueron clausurados, hay padres de familia que perdieron sus ingresos para sostener su hogar y la situación día a día se vuelve más crítica, ya que las posibilidades de una reactivación económica aún no se dan, por lo que muchos deben de buscar otros mecanismos para subsistir.

Migración Sin oportunidad de encontrar un trabajo y con las cuentas de los servicios públicos que llegan mes a mes, el camino se vuelve cuesta arriba para muchos padres de familia, que al verse desesperados y con las manos vacías sin poder dar respuestas a las demandas del hogar, deciden emprender la peligrosa ruta migratoria esperando encontrar un empleo que en su país no han logrado. A pesar que el trabajo del hombre dentro de las empresas es en la mayoría de los casos mejor remunerado que el de las mujeres, la crisis que hoy se vive está afectando a todos a través de los despidos o suspensiones en los centros de trabajo por falta de liquidez de las empresas.

“La pandemia ha perjudicado también el bienestar de las familias en todos los sentidos” detalla el economista Claudio Salgado, quien asevera que “bajo estas circunstancias muchas familias se han separado. Esto socialmente es muy fuerte cuando la persona no tiene empleo y lo que se está produciendo, es que habrá una mayor degradación social” refirió el entrevistado. Suspendidos La afectación por el número de desempleos es grave, señala el director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa (CCIT) Rafael Medina.

“Es grave la cifra de personas suspendidas, pero es peor que 700 mil compatriotas que buscaron trabajo, no lo encontraron. Esta situación motiva a muchas personas para irse en las caravanas, con el objetivo de poder ofrecer un mejor destino a sus familias” agregó el empresario. Frustración “Desafortunadamente vivimos en una sociedad machista, donde el hombre es el ícono de jefe de casa, protector y proveedor de necesidades a su familia” señala la psicóloga Fany Arita, exponiendo que “la autoestima de los jefes de hogares se cae a pedazos cuando no encuentran forma de mantener los gastos de la casa.

Esta sensación es tan destructiva como el hecho de no ser capaces de proveer como antes lo hacían, en medio de la frustración y la desesperanza muchos migran solos o con su familia y a pesar que saben que el camino es de mucho peligro, es la única salida que ven al no encontrar oportunidades para seguir en su país” señaló Arita y concluyó diciendo que “un peor escenario es la irresponsabilidad paterna, donde al verse acorralados, simplemente abandonan el hogar y sus obligaciones”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here