Los predicadores católicos renuevan sus enseñanzas en el Espíritu Santo

Con palabras firmes y llenas de esperanza, hombres y mujeres aportan con su sabiduría a la evangelización de la Iglesia

Como un ministerio que requiere perseverancia, oración y mucho conocimiento, el ser predicadores en la actualidad, invita a ser signo de luz y esperanza ante la zozobra.

Motivación

Además de la virtud de expresarse bien y conocer de los temas de la Iglesia, los predicadores se dejan guiar por el Espíritu Santo como impulsador, así lo afirma la joven predicadora Fernanda Martínez del Ministerio Espada de Dios al decir que “Él es una compañía divina que me permite mantener la paz, esperanza y amor. Sentir la presencia del Espíritu Santo en mi vida, ha sido un acontecimiento maravilloso en donde pude sentir sanidad, fortaleza y el abrazo de Dios mismo”. Además de participar en eventos con el ministerio, Martínez también es colaboradora en “Palabra Viva”, programa que se emite en Suyapa Medios.

Gracia Como en Pentecostés, el Espíritu Santo sigue actuando como impulso en la Iglesia y en especial en quienes se comprometen para el anuncio del Evangelio. Esto ocurre con Nadya Girón, una reconocida predicadora católica y afirma que “Aún sin merecer tal gracia, nos concede poder sentir cada día el impulso y la fuerza del Espíritu Santo para poder anunciar esta palabra que hemos recibido a ejemplo de María Santísima”.

Girón, quien es miembro de la Renovación Carismática Católica, expone que “El Espíritu nos da sus dones no solo para la predicación, sino en el común diario y con ello, ser mejores hombres y mejores mujeres”. Ella cuenta con más de 30 años de experiencia predicadora, provocando buenas experiencias en quienes han escuchado sus enseñanzas

1 Testimonio

Además del conocimiento de doctrina, sacramentos y realidad, los predicadores dan testimonio con su propia vida de la acción del Espíritu Santo, esto denota la transparencia y veracidad de lo que promulgan en la evangelización.

2 Perseverancia

A pesar de las tantas responsabilidades ya sea en el ministerio sacerdotal, en el matrimonio o como laicos, siendo predicador se afronta una constancia en todos los aspectos que enrolan este ministerio de mucho servicio.

3 Frutos

La iluminación del Espíritu Santo, provoca que en cada evangelización se obtengan muchas gracias e incluso cambios de vida a raíz de una frase o del testimonio de los predicadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here