Los gastos comunes en pareja son aconsejables, pero con reglas claras

Muchos matrimonios han llegado a la separación por factores económicos por no saber manejar bien sus finanzas

0
184

A la hora de formar un hogar, uno de los aspectos que más. causa conflicto es como organizar la economía en casa y algunos prefieren repartir gastos de acuerdo al ingreso de cada uno de los conyugues. Para Javier Dávila, asesor familiar, este grupo no solo comparte una casa, una vida y los hijos, sino que también recursos económicos que ayudarán a ir logrando los objetivos que como matrimonio han sido establecidos. “Me parece lógico que la administración de los bienes sea en común, que llegue a un fondo que se maneje y que cada uno aporte su opinión de cómo van a ser distribuidos esos gastos en una familia, cuáles son las cosas necesarias, las superfluas y que entran en el ámbito de la diversión”, expone Dávila.

El experto también opina que manejar el dinero de manera conjunta es algo más razonable, porque ambos aportan todo lo que son y todo lo que tienen a un arca común. “He visto experiencias ajenas que cuando las cuentas se manejan de manera separada, suelen haber conflictos y debemos de analizar que hemos decidido juntos darnos en todo lo que somos y tenemos”, concluye. Mientras tanto, para el economista Melchor Rodríguez, el repartir gastos debe de ser una buena opción, ya que estamos viviendo tiempos difíciles en el país. “Se debe de hacer un análisis de la situación y de acuerdo a ello repartir gastos y destinar algo para ahorrar, para cubrir eventualidades como situaciones médicas de emergencia, aunque sabemos que la mayoría de los hondureños no tiene capacidad de ahorro”, concluyó Rodríguez.

1 Control

Una de las ventajas principales es que facilitará mucho más la gestión de las finanzas en pareja, ya que se tienen controlados todos los gastos y será mucho más sencillo lograr objetivos de ahorro.

2 Alternar

Alternar el pago de las facturas, de forma que cada vez sea uno quien las pague, haga la compra, Etc. Esta opción no prevé imprevistos y como los gastos de cada mes, esto puede ser variable y resulta menos recomendable.

3 Asignar

Una regla general muy útil a la hora de asignar los fondos disponibles es el reparto 50-30-20, que consiste en asignar el 50 por ciento a cubrir las necesidades básicas, el 30 al consumo personal y el 20 por ciento a los ahorros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here