Los cilicios de Santa Catalina de Siena

Nacida en Siena, en 1347, surgió una hija de padres virtuosos y piadosos, Santa Catalina.

0
274

Favorecida con la Gracias de Dios a su corta edad, tenía la exclusividad de un gran amor orientado a la oración y hacia las intenciones del Creador. Con tan solo siete añitos, consagro como voto privado a Dios, su virginidad. A los doce, su madre y hermana intentaron persuadirla para llegar al matrimonio y comenzaron a alentar que resaltara más su apariencia. Vistiendo con ropa de gala y joyas, Catalina, complació a su familia; sin embargo, terminaría arrepintiéndose de esta vanidad.

Tiempo después, su padre finalmente aprobó su devoción y a sus quince años de edad, asistía con misericordia y caridad a los enfermos de consuelo, afligidos y prisioneros… Siguiendo el camino de la humildad, obediencia y negación por su propia voluntad.

Los cilicios de Catalina

A los dieciocho años Catalina tuvo un sueño: Vio reunidos en asamblea a muchos Padres y fundadores de órdenes religiosas; entre estos estaba Domingo de Guzmán. Posteriormente tomó el habito de la Orden Tercera de los dominicos, llevando en su brazo el hábito de las Mantellate dominicanas o Hermanas de la Penitencia, que dice: “Dulcísima hija, ten ánimo, no temas a ningún impedimento porque, como deseas, vestirás pronto este hábito”.

Es prudente decir que las Hermanas de la Penitencia, no tiene la obligación de vivir en común, pero visten el habito blanco y negro participando del espíritu dominicano cada una en su casa.

En la espera, Catalina intensificó su preparación penitencial y se sometió a prácticas que si no estuvieran bien documentadas, nos parecerían irreales y patológicas. Para empezar, durmiendo tan solo una hora en una tarima de tabla fabricada por ella misma, dejan todos los alimentos cocidos excepto el pan, se alimentadose de verduras silvestres; además, de un poco de vino. Vistiendo toda de lana siempre, sustituiría los cilicios por amor a la limpieza aun externa que le agradaba mucho, por una cadena de hierro. La cual se ajustaba al cuerpo y tan estrechamente que volvería roja la piel. Estas disciplinas podían durar hasta más de una hora.

Fue canonizada el 29 de abril de 1461. En 1939 fue declarada patrona de Italia junto con San Francisco de Asís, y el 4 de octubre de 1970. El Papa Pablo VI, la proclamó doctora de la Iglesia, y el 1 de Octubre de 1999 San Juan Pablo II la declaró Patrona de Europa.

Además Santa Catalina tiene los siguientes patronatos:

  • Contra los incendios;
  • Contra los males corporales;
  • Contra la enfermedad;
  • Contra los abortos involuntarios;
  • Contra las tentaciones;
  • Allentown, Pennsylvania;
  • Para la prevención de incendios;
  • De los bomberos;
  • De las enfermeras;
  • De las personas ridiculizadas por su piedad;
  • De los enfermos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here