Los catequistas contribuyen a la transformación de la sociedad

Fidelidad al pasado y la responsabilidad por el presente son las condiciones indispensables para que la Iglesia pueda llevar a cabo su misión en el mundo, así lo escribe el Papa Francisco en el Motu proprio Antiquum ministerium  firmado el 10 de mayo en memoria litúrgica de San Juan de Ávila, presbítero y Doctor de la Iglesia con el que instituye el ministerio laical de catequista.

“es necesario reconocer la presencia de laicos y laicas que, en virtud del propio bautismo, se sienten llamados a colaborar en el servicio de la catequesis” expresó Francisco.

Desde el Concilio Vaticano II, se ha tomado conciencia de que la tarea del catequista es de suma importancia, además de necesaria para el desarrollo de la comunidad cristiana. Una larga fila de beatos, santos y mártires catequistas que han marcado la misión de la Iglesia, constituyendo una fuente fecunda para toda la historia de la espiritualidad cristiana.

El Papa invita a las Conferencias Episcopales a “hacer efectivo el ministerio del catequista” estableciendo el proceso formativo y los criterios normativos necesarios para acceder a él, de forma coherente y en conformidad con el Motu proprio que puede ser acogido también, “en base a su derecho propio”, por las Iglesias orientales”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here