Las tentaciones de la actualidad que afectan a la población

Este Domingo, las Sagradas Escrituras señalan que Jesús fue tentado por el demonio. Por definición, una tentación es un estímulo que induce el deseo de algo. Esta misma situación que Jesús vivió, sigue ocurriendo en la actualidad, inclusive en medio de la pandemia. Muchas de estas actitudes se viven en el ámbito social como: la avaricia, el egoísmo y la indiferencia.

Lucha El Presbítero Wilson Canizales, vicario de la Basílica de Suyapa indica que, en este tiempo de confinamiento ha observado tres grandes tentaciones que agobian a la población: El desánimo, la pereza y la tristeza. “Tenemos que vencerlas durante esta Cuaresma porque, aunque hay muchos motivos para estar tristes, hay muchos más para estar gozosos y esperar en el Señor” expuso.

Experiencia Diana Figueroa es servidora en la Basílica de Suyapa y confiesa que, durante esta pandemia tuvo miedo y cedió a la tentación de la desesperanza. “Tuve temor a contagiarme y el hecho de solo pensar en eso, me ofuscó. Empecé a sentir todos los síntomas y dudé del Señor. Le dije: Señor, ¿Será que me voy a morir de esto? y ¿Me salvarás tú? Y hasta dudé que me escuchara” expresó Figueroa. Para superar esta desesperanza, ella da a conocer que le ayudó mucho el rezo de la Coronilla de la Divina Misericordia. “Le pedí perdón al Señor porque le había fallado. Aumenta mi fe le dije, porque estaba perdida creyendo que estabas tan lejos de mí y que me iba a morir” finalizó.

1 Tener

Aún en tiempos de COVID-19, el placer transformado en consumismo en esta etapa de la vida nos siguen bombardeando, para hacer creer que la felicidad es tener cosas materiales, por lo que se aprovechan de la necesidad y afectar a los demás.

2 Ser

Otra de las tentaciones es la indiferencia ante la situación que se está viviendo por la pandemia. Se nos ha olvidado que aquel más próximo es nuestro hermano y es a quién debemos auxiliar en la medida de nuestras posibilidades como lo pide Jesús.

3 Poder

En esta crisis sanitaria, la avaricia, la desigualdad en la asignación de los recursos, así como la corrupción, son consecuencias de aquellos que caen en la tentación de querer poseerlo todo, aun teniendo en cuenta que quien sufre es el pueblo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here