La fe, esperanza y caridad, los pilares de la Cuaresma 2021

La Iglesia anuncia el inicio de la Cuaresma bajo la afectación por la crisis sanitaria que enfrentan todos los países a nivel mundial, acudiendo a que este tiempo, pueda transformar el corazón de cada persona

0
245

Nuevamente en el año litúrgico se tiene que emprender una nueva experiencia de fe y es con uno de los tiempos fuertes donde se invita a la conversión, ayuno y penitencia. Todo lo anterior toma un tinte diferente porque se debe pensar en una renovación de actividades, el fortalecimiento de la familia como casa de oración y la nuevas vivencias restringidas en los templos con algunas manifestaciones. Esto coloca un escenario complejo pero que debe abrir oportunidades de fe.

Aprovechamiento

Las crisis siempre sacan los mejores o peores escenarios en la humanidad. Para el catolicismo, esta pandemia puede contribuir para el acercamiento al necesitado y el fortalecimiento de la vida espiritual, ante esto, el Padre Rodolfo Varela, director de la Oficina de Comunicaciones de la Arquidiócesis de Tegucigalpa, expresa que “La pandemia nos ha enseñado a cómo vivir austeramente, por ello, en tiempos difíciles nos vemos forzados. Ahora que estamos en pandemia y que estamos iniciando la Cuaresma, no vivamos una austeridad forzada sino en gracia, agradecidos con Dios porque nos enseña a vivir sobriamente y compartiendo con los más necesitados’’.

Profundización

El tiempo cuaresmal trae consigo una espiritualidad muy fuerte y penitente al no realizarse actividades masivas como procesiones o Vía Crucis como de costumbre, la fe deberá fortalecerse comprendiendo el sentido de esta experiencia. Fanny Matute, feligrés de la Parroquia San José Obrero de Comayagüela, es de la opinión que. “Debemos vivirla enfoca dos en la reflexión y renovación personal, practicando la fraternidad y caridad con aquellos más necesitados tanto en lo material como espiritual’’. Matute, quien sirve como cargadora en la Comunidad de Santa María Magdalena, también afirma que “esta Cuaresma es para poder cambiar aquel pensamiento: si me queda o sobra tiempo se lo dedicaré a Dios, es entrega total lo que se requiere’’.

Camino

El que se conoce como itinerario o desierto cuaresmal, siempre es una llamada muy activa a la conversión del pueblo de Dios que, con prácticas penitenciales, la caridad, el ayuno y otras más, descubre lo necesario de la conversión para acercarse al camino seguro hacia Dios. Para vivir una santa Cuaresma, Alex Franco, feligrés de la Parroquia Inmaculada Concepción de Comayagüela, asegura que “Las prácticas que podemos realizar en casa, son la oración en la Iglesia doméstica, meditar el Santo Vía Crucis, la Lectio Divina y el Santo Rosario contemplando los misterios de la vida de Cristo’’. Franco agrega un elemento que para la actualidad sur-te gran efecto, él afirma que “hay que seguir siendo portadores de evangelización, también a través de las redes sociales’’.

Compromisos

La vida cristiana está ligada a los anhelos e ideales que se presentan en el camino de la fe, por lo que es propicio crear metas a cumplir durante este tiempo y luego de vivir el mismo; con esta propuesta se verán reflejados los frutos del desierto cuaresmal o un llamado de atención para quienes no estén cumpliendo los preceptos de Dios y deban enderezar el sendero.

Activa

El ayuno, la limosna y la oración, son la tendencia de cada Cuaresma, pero en especial la que se presenta este año, tiene la bondad de invitar a ser solidarios desde otras trincheras, escuchando, anunciando y denunciando, acercándose quizá no físicamente, pero si siendo “próximos’’. Si se busca en este tiempo, se podrá encontrar la necesidad de muchos.

Prácticas

Con el Santo Vía Crucis, el rezo de la Coronilla de la Divina Misericordia y la Liturgia de las Horas, se podrá vivir una Cuaresma apegada a lo que la Iglesia pretende lograr en cada fiel católico. Si esto se realiza en el hogar o aprovechando las nuevas tecnologías para hacer extensivo el mensaje, se iniciará una evangelización que abarque las realidades que actualmente vive el mundo.

Oración

Si bien la Cuaresma puede y debe vivirse en comunidad, es necesaria una profundidad personal con Dios, por lo que itinerarios como los pro-pósitos diarios o anotar en agenda actividades que contribuyan al crecimiento de la fe, fortalecerán la experiencia que otorga este tiempo litúrgico. A todo lo anterior, se pueden sumar el sacramento de la Reconciliación, el pedir perdón o perdonar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here