La extorsión no cesa en Honduras y deja secuelas de violencia

El sector transporte continúa siendo golpeado por el crimen organizado, razón por la que piden más apoyo del Gobierno

A pesar de que las autoridades de la Secretaría de Seguridad reportan una leve disminución en los actos violentos, la realidad que viven a diario los colaboradores del sector transporte, sigue siendo la misma. De enero a la fecha son al menos 21 transportistas entre conductores de bus y taxis que han sido víctimas de la extorsión a nivel nacional, según lo menciona Josué Carbajal, empresario del rubro.

“Es difícil realmente trabajar de esta forma, porque aparte del miedo al contagio, existe la incertidumbre de si volveremos a casa o perderemos la vida en las labores” expuso Carbajal. Fenómeno Las denuncias son constantes y no se detienen, lo que deja entrever que la vulnerabilidad en este sector cada día es más acentuada, esta versión es respaldada por la titular del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (OV-UNAH), Migdonia Ayestas.

“Es lamentable que, a pesar de que las autoridades de Gobierno y de seguridad digan que los crímenes han bajado, a diario veamos como los motoristas y otros sectores de la población se enlutan por la criminalidad que ha ido en aumento en los últimos meses” dijo Ayestas. La extorsión sigue siendo la principal hipótesis de estos atentados, por lo que Mario Fu, portavoz de la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP), asegura que los esfuerzos se siguen haciendo y un fruto de ello es que se ha evitado el pago de una millonaria cantidad de efectivo.

“En las últimas semanas, hemos capturado a varias personas que se dedican a cobrar el mal llamado impuesto de guerra y solo en estos dos meses se ha evitado que se cobren unos 10 millones de lempiras” destacó Fu. Según las estadísticas, los hechos criminales continúan al alza a pesar de existir una reducción en la tasa en comparación a los años anteriores, factores que ponen en riesgo al sector transporte.

Zonas afectadas

Según información proporcionada por el OV-UNAH y la misma Fuerza Anti Pandillas, los municipios más afectados son: el Distrito Central, San Pedro Sula, Choloma, El Progreso, La Ceiba y Juticalpa. Los colaboradores del sector que han sufrido más atentados son los de la modalidad de buses urbanos, seguido de los taxistas y los servicios ejecutivos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here