La adicción que deteriora el alma

Hablamos de la pornografía, uno de los vicios más difíciles y que se arraigan muy fuerte en la persona

0
385

Uno de los problemas más peligrosos que ataca al ser humano, es la adicción a la pornografía. Este acto, que no solo atenta contra el sexto mandamiento que es “No cometerás actos impuros”, se está queriendo normalizar en la sociedad, especialmente en los jóvenes.

Peligros

Una persona adicta a estos contenidos, tiende a convertir en cosas a los demás, utilizándolas para un fin, que es el placer desordenado. Es un pecado que “Te va a esclavizar como si fueras adicto al alcohol o alguna droga y que allí te va a tener sujeto” afirmó el Presbítero Rodolfo Varela.

Muchas personas llegan hasta perder la voluntad, tras vivir crónicamente esta adicción volviéndose enfermos sexuales. Lo más peligroso de todo, es que la manera en que llega es muy sutil, no solo a los jóvenes, sino también a los niños. Redes sociales como OnlyFans, Tik Tok, Instagram, entre otras, sirven como ventanas para ir adentrándose en este mundo.

Lucha

Según el Padre Alberto Enamorado, encargado de la Pastoral Juvenil Arquidiocesana, para vencer este pecado que deteriora el alma y que le desmotiva para acercarse a Dios, es necesario “Ayuda profesional en el área psicológica, como también la espiritual. Claro está que también es necesaria la oración y los sacramentos que ayudan a que la persona pueda ir purificándose y limpiándose poco a poco, porque los daños que provoca la pornografía en la mente y en el espíritu, son muy profundos y quedan secuelas por mucho tiempo”.

1 Adicción

Los cigarros, el alcohol y las drogas, tienen más en común de lo que uno puede imaginarse. Algunos se encienden para fumarlos y los otros se vierten en un vaso, pero una vez están en el cuerpo su efecto en el cerebro es el mismo, se activa una sustancia llamada dopamina y es precisamente la que los hace adictivos y la pornografía hace exactamente lo mismo.

2 Amor

Un individuo que ha estado expuesto a la pornografía, se califica a sí mismo con menor capacidad de amor que aquellos individuos que no tuvieron contacto con este contenido. Además, otros estudios afirman que los o las que han sido expuestos (as) a imágenes eróticas, tienden a ser más críticos en cuanto a la apariencia física de su pareja.

3 Conducta

Muchos consumidores de la pornografía buscan formas de excitarse a través de cosas que antes probablemente les daría asco o aspectos que considerarían como poco éticos y moralmente incorrectos. Una vez los consumidores comienzan a ver actos sexuales extremos y peligrosos, al paso del tiempo su cerebro empieza a normalizar ese tipo de cosas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here