Este 28 de noviembre se llevará a cabo la fiesta cívica más importante del país a través del ejercicio democrático de poder elegir a las nuevas autoridades que llevarán las riendas de Honduras a partir del 2022, sin embargo, en el camino a esta fecha trascendental han surgido tropiezos como la incertidumbre en el proceso que solo consigue desmotivar cada día más a los nuevos
votantes o al electorado que aún está indeciso.


La Iglesia Católica en su papel de orientadora, ha pedido a los ciudadanos salir a ejercer el sufragio, pero no solo se trata de ir a votar por votar, es importante saber escoger. En la primera misiva hecha por los obispos sobre el proceso electoral el pasado 10 de junio denominada “Elecciones del Bicentenario”, hablan de la participación del pueblo por medio del voto y piden que se superen los sentimientos de indiferencia, apatía y escepticismo provocados por nuestro deficiente sistema de Gobierno y sus instituciones, lo que propicia el abstencionismo.

1 Futuro: Escoger personas con el perfil idóneo y pensando en el futuro que le dejaremos a las generaciones venideras, es una de las  sugerencias que hacen los líderes de la Iglesia hondureña, sobre todo que sean candidatos honestos, responsables y sensibles a las necesidades del pueblo. 

2 Cambios: Durante muchos procesos electorales, se ha pedido que la participación de la población sea para que ejerza l sufragio en “plancha” o en línea continua, por lo que los obispos piden que no se haga de esta forma, porque eso es renunciar a la capacidad de elegir a conciencia. 

3 Importancia: Lastimosamente, al final de muchos períodos, el “fantasma” del fraude se expande sobre todo el país y es por ello que la CEH ha manifestado que nadie debe de prestarse a ser parte de una trampa que ponga en duda los resultados y que, por el contrario, deben de ser veedores.

Los jóvenes son pieza clave dentro de ese grupo indeciso. Daniel Vijil, director de estrategia de @ElMilenioHN, reflexiona sobre que la falta de interés de los candidatos a la presidencia de participar en los debates públicos, desmotiva al nuevo elector que quiere conocer más sobre las propuestas de quienes aspiran a cargos de elección popular. Vijil también agregó que “Las campañas de odio alejadas de las propuestas y de dar respuestas a las inquietudes de la población, no abonan en nada al clima político que ya se encuentra fragmentado y con mucha incertidumbre”. Los obispos de la Conferencia Episcopal de Honduras (CEH), hacen un llamado indispensable para que los hondureños vayan a ejercer el sufragio, pero enfatizan que debe hacerse con responsabilidad
y libertad.

Conciencia

“Nuestro país está
viviendo tiempos trascendentales y significativos. Por ello, te exhortamos para que des tu voto a los mejores candidatos, con el mejor perfil personal, familiar y social; que sean candidatos honestos, responsables y sensibles a las necesidades del pueblo; aquellos que participan en la buena política, que están a favor de la vida y de la familia. Es decir, elige a aquellos candidatos que, como tú, piensan en un mejor futuro para tus hijos. Si descubres que tienes en tus manos la posibilidad de ayudar al bien de nuestra patria y cambiar el rumbo inoperante e infecundo que llevamos como nación, te darás cuenta que tu voto es sagrado y
que no puedes darlo a quien no lo merece”, reza el numeral 1 de una de las misivas de los obispos que va directo al elector.


En este mensaje lo obispos también señalan que estamos frente a una inmejorable oportunidad para cambiar la situación y el rumbo que lleva nuestro país por lo que aseguran que es bueno hacerse algunas preguntas como: ¿Cuáles son las motivaciones o intereses que me mueven a votar? ¿Tengo claras mis prioridades y mis principios? ¿Soy consciente de cómo me ven o valoran los candidatos? Los líderes de la Iglesia hondureña hacen un recordatorio sobre lo que sucedió el año pasado, cuando un aspirante a diputado dijo que “La gente, en las próximas elecciones, decía que no iba a votar por la cantidad de muertos que está dejando
la pandemia y que solo lo harían por lo que tienen en la bolsa, es más, ni siquiera por el tema de la corrupción”.

“No salir a votar es pecado de omisión. Una persona indiferente, se vuelve cómplice que no se lleven a cabo los cambios en la democracia”

S.e Óscar Andrés Cardenal Rodríguez


Estas declaraciones obligan al hondureño a no vender su voto, a reflexionar que lo que está en juego va más allá de una ayuda
asistencial. El presidente de la CEH, Monseñor Ángel Garachana, hace hincapié en no votar por quienes están marcados por la corrupción, por la violencia, el narcotráfico etc. “No debemos votar por aquellas personas que no tienen el perfil para dirigir la nación”, dijo.


Asistencia

En una segunda reflexión, el pasado 13 de octubre, los purpurados nos hablan sobre la participación del pueblo por medio del voto y piden que se superen los sentimientos de indiferencia, apatía y escepticismo provocados por el deficiente sistema de Gobierno y sus instituciones, lo que empuje a la población en caer en un pronunciado abstencionismo. Estas elecciones han sido calificadas como un momento histórico por lo que los líderes de la Iglesia hondureña han coincidido que como hondureños tenemos una responsabilidad colectiva de recuperar plenamente la democracia y ven en el proceso del 28 de noviembre la mejor oportunidad para hacer este cambio. Por otra parte, también llaman a dejar de pensar en una militancia política que solo busca intereses, sino que lo veamos como un compromiso social y patriótico para recuperar un Estado de Derecho al que se le ha perdido el respeto.Finalmente aseguran que la población tiene en sus manos la posibilidad de ayudar al bien de la patria y cambiar el rumbo inoperante e infecundo que llevamos como nación, además agregan que el voto es sagrado y que no se puede dar a quien no lo merece.

Opiniones

  • Efraín Díaz Arrivillaga, analista: “El mensaje de los obispos en las Elecciones del Bicentenario es muy claro, ya que se plantea la necesidad, no solo de votar, sino que también de saber elegir y hacerlo en libertad y a conciencia. El voto es poder y con el podemos cambiar el destino del país”.}
  • Hillary Gómez, Oficial Sociedad Civil, ASJ: “Como jóvenes debemos entender la importancia de este 28 de noviembre, el evento cívico donde como ciudadanos activos debemos ejercer el sufragio y los jóvenes que aman al país y quieren un cambio es importante que se involucren también como veedores”.
  • Aníbal Cálix, exdiputado: “Es importante que estas elecciones cumplan con su deber y derecho de ejercer el sufragio, salir de manera masiva y pacífica a votar y también a motivar a otros, participar como veedores del conteo de votos también es fundamental”.

A ejercitar el derecho ciudadano al voto”

Pablo Carías, sociólogo

El 28 de noviembre se
llevarán a cabo las
elecciones generales
para elegir autoridades
en el Ejecutivo, Congreso Nacional
de la República y alcaldías. Es un
acontecimiento importante, si
tomamos en cuenta que ese día se
estaría eligiendo a las autoridades
que por 4 años van a gobernar la
nación. La calidad de voto puede
definir la calidad de la representación
en las diferentes instancias
de la dirección del Estado hondureño.
La Conferencia Episcopal de
la Iglesia Católica hondureña en su
último pronunciamiento del 13 de
octubre del 2021, hizo un llamado
a toda su feligresía y ciudadanía
en general, donde nos exhorta
pidiendo “al pueblo que supere
los sentimientos de indiferencia,
apatía y escepticismo, provocados
por nuestro deficiente sistema de
gobierno y sus instituciones, y que
dan como resultado el abstencionismo.
Por otra parte, aseguran
que para poder rehabilitar la
democracia se necesita asegurar
una participación del pueblo y
que se respete a las personas que
ellos han elegido. Es por ello que,
en una de sus partes del mensaje
piden que los que quieren un
puesto en el poder, deben de ser
candidatos que presenten un
plan serio, reflexivo, razonado y
fundamentado que responda a los
graves problemas actuales es decir
que le sugieren a los que compiten
en esta justa electoral, deben
ser personas con una verdadera
vocación de servicio y que estén
dispuestos a escuchar al pueblo,
sobre todo, a los más olvidados.
La Iglesia nos recuerda que si
descubrimos que tenemos en
nuestras manos “la posibilidad de
ayudar al bien de nuestra patria
y cambiar el rumbo inoperante
e infecundo que llevamos como
nación te darás cuenta que tu
voto es sagrado y que no puedes
darlo a quien no lo merece”.
Estas elecciones son cruciales,
habida cuenta que el país atraviesa
por un momento difícil en todos
los aspectos. Al depositar tú voto
en las urnas, deberás de estar
consciente que no solo cumples
con un deber ciudadano, sino
que también puedes contribuir
a generar condiciones de paz,
progreso y estabilidad social.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here