”Hay una sordera que es peor que la física: la del corazón”, Francisco en el Ángelus.

0
258

Como cada domingo el Papa Francisco se asomó a la ventana del Palacio Apostólico Vaticano, para rezar junto con los fieles la oración mariana del Ángelus. Él Santo Padre animó en este día, para nuestra salud espiritual, a dedicar más tiempo al Evangelio.

Así mismo invitó a fijarse en las veces que “se habla sin escuchar primero, repitiendo los propios estribillos siempre iguales”. Y afirmó que el renacimiento de un diálogo a menudo no viene de las palabras, sino del silencio, del no obcecarse, de volver a empezar con paciencia a escuchar a la otra persona, sus afanes, lo que lleva dentro. “La curación del corazón, aseguró, comienza con la escucha.

Primero escuchar, luego responder

“Todos tenemos oídos, pero muchas veces no logramos escuchar”, continuó diciendo Francisco. De hecho, hay una sordera interior, que hoy podemos pedir a Jesús que toque y sane. Se trata de una sordera que “es peor que aquella física” porque es “la sordera del corazón”.

Atrapados en nuestras prisas, con mil cosas que decir y hacer, no encontramos tiempo para detenernos a escuchar a quien nos habla. Corremos el riesgo de volvernos impermeables a todo y de no dar cabida a quienes necesitan ser escuchados: pienso en los niños, en los jóvenes, en los ancianos, en muchos que no necesitan tanto palabras y sermones, sino ser escuchados. expresó el santo Padre.

Al igual se refirió que el mensaje es para todos los sacerdotes “Esto es para todos nosotros, el sacerdote debe escuchar a la gente, no ir de prisa. Escuchar y ver cómo los puede ayudar, pero después de haber escuchado. Y todos nosotros: primero escuchar, y luego responder”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here