Encontrar a Jesús en lo fácil y en lo complicado: un aprendizaje de toda la vida

0
258

En el Ángelus de hoy 29 de junio, en la celebración de la solemnidad de San Pedro y San Pablo, el Papa Francisco nos lleva a las enseñanzas que Pedro recibió por parte de Jesús. Simón Pedro, quien constantemente declara su fe a Jesús, inicia su viaje intentando entender esta fe desde la inspiración que le otorga el Señor, no desde una perspectiva estrictamente humana.

En un momento, cuando Jesús le hace saber a Pedro que seguirle significaría que tendría que sufrir y ser condenado a la muerte, el discípulo rechaza rotundamente esa posibilidad. En respuesta, el Señor le recrimina: “¡Apártate de mí, Satanás! Me resulta escandaloso, porque no piensas según Dios, sino según los hombres.”

Con estas palabras, Su Santidad nos llama a reflexionar cuando nosotros actuamos de una manera similar. En la adversidad, ¿Cuántas veces no renegamos del Señor? ¿Nos dejamos doblegar ante los obstáculos que se presentan en la vida, clamando el por qué Dios permite que nos pasen estas cosas?

Vemos como tanto San Pedro como San Pablo tienen caminos lentos pero seguros hacia la maduración de su fe. En principio, no pueden ni quieren enfrentar las crisis, pero poco a poco, hasta el día de sus condenas respectivas, entienden la cruz que deben cargar y la usan esto para glorificar al Señor.

“El camino de la fe nunca es un paseo, para nadie, ni para Pedro ni para Pablo, para ningún cristiano” expresó el Santo Padre mientras nos llama a hacer una introspección de como profesamos nuestra fe a Dios: ¿Lo hacemos con la apertura de seguir aprendiendo tanto de El como de las experiencias adversas que se nos presentan?

El camino de la fe dura toda una vida. En los reveses y aciertos que se nos pongan al frente, aprendamos a reconocer cada uno de esos momentos como una oportunidad para acercarnos más al Señor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here