El testimonio de San Judas nos lleva a ser imitadores de Cristo

Fue uno de los doce apóstoles que aprendió del maestro y más que pensar en “milagros” debemos buscar imitar su santidad para seguir al Señor, especialmente en los momentos de dificultad

0
459

Las Sagradas Escrituras nos recuerdan que “Lo que es imposible para el hombre, es posible para Dios”. Bajo esta premisa, se puede comprender mucho mejor la gran devoción que miles de personas tienen por San Judas Tadeo, uno de los doce apóstoles que llamó Jesús para iniciar su misión en esta tierra.

Tradición

San Judas, llamado Tadeo para diferenciarlo del otro Judas, fue primo de Jesús y la tradición relata que tenía un gran parecido con el Señor. Se le atribuye una de las epístolas canónicas que tiene muchos rasgos comunes con la segunda carta de San Pedro. No está dirigida a ninguna persona ni Iglesia particular y exhorta a los cristianos a luchar valientemente por la fe que ha sido dada a los santos. Asimismo, en este escrito, realiza una severa amonestación contra los falsos maestros y una invitación a conservar la pureza de la fe.

Devoción

Es llamado el patrón de las causas imposibles. El Padre Santos Pablo Vásquez, Párroco de la comunidad San Martín de Porres, considera que este santo nos ayuda a entender que Dios, como dice el adagio popular, “aprieta, pero no ahorca”, es decir, no se olvida de aquello que nosotros necesitamos, porque ante lo imposible, solo Dios puede ayudar y se manifiesta a través de la gracia de este santo.

Por su parte, el Presbítero Javier Martínez, Párroco de la comunidad Cristo Resucitado, añade que, a través de esa oración confiada a Dios, han encontrado en la intercesión de San Judas Tadeo un aliado para sus necesidades, ya que muchos, han logrado aquellos milagros que tanto deseaban por medio de la oración, sobre todo, los que eran considerados difíciles o causas imposibles.

Es bueno recordar que la principal meta de San Judas es llevarnos a Dios, ya que, como menciona el Sacerdote Martínez, “Los santos son hombres, seres humanos que han vivido su fe de una manera virtuosa y por eso, han alcanzado la santidad”. Se confían las oraciones a ellos por esa virtud, porque se sabe que están en el cielo, en la presencia de Dios, ya que ellos han sido modelos de vida aquí en la tierra para llegar al cielo.

Supersticiones

Junto con esta devoción, ha crecido la proliferación de supersticiones, cadenas de oración y grupos de WhatsApp, que buscan en este santo un mal llamado genio de los deseos. El Padre Rodolfo Varela, quien es Párroco de la comunidad Nuestra Señora de la Visitación, señala a qué nos tiene que llevar la verdadera devoción a este santo. “Nuestra devoción a San Judas tiene que ir encaminada a ser imitadores de Cristo como él lo fue, y si, a San Judas se le representa con el medallón, era por esto, porque él se le asemejó al Señor”, dijo.

Algunas personas han hecho que se desvirtué su veneración, concretamente con la novena ya que al final de esta, se pide que se fotocopie en grandes cantidades y que se deje en los templos y esto no es correcto, por lo que se tiene que tener mucho cuidado.

Patronazgo

Según la tradición, se menciona que Santa Brígida de Suecia, mística y patrona de Europa, escribió que un día Jesús le recomendó que cuando quisiera obtener ciertos favores, los pidiera por medio de San Judas Tadeo. Por esta razón es considerado patrono de las causas imposibles y comparte este patronazgo con Santa Rita de Casia.

¿Por qué se representa a San Judas con una medalla?

La medalla dorada que lleva el apóstol en el pecho es una efigie de Jesús, conocida como la “Imagen de Edesa”. Según la tradición, el rey Abgaro V de Edesa, situada en la actual Turquía, estaba muy enfermo y, tras escuchar las curaciones milagrosas que hacía Cristo, mandó llamarlo para que Él lo sanara.

1 Fuego

Junto a los apóstoles y la Virgen María, estuvo cuando el Espíritu Santo descendió. El libro de los Hechos, narra que “Se les aparecieron unas lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos; quedaron todos llenos del Espíritu Santo”.

2 El mazo

En pinturas y esculturas, San Judas aparece portando un hacha o un mazo. Según la tradición, sus verdugos lo mataron al golpearlo con un mazo en la cabeza y luego se la cortaron con un hacha. También lleva la palma en su brazo, porque fue mártir junto con San Simón.

3 El libro

También se le representa con un libro o un rollo de papel en la mano. Esto hace alusión a la Epístola de Judas que está incluida en el Nuevo Testamento y cuya autoría se le atribuye. El texto fue escrito entre los años 62-65, antes de la caída de Jerusalén.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here