“El Señor nos pide estar dispuestos a trabajar aun en la noche con las lámparas encendidas”

El padre Rodolfo Varela ofició la Misa hoy  en la Basílica en su homilía expresó que cuando uno decide comprometerse con el Señor, y comienza a enamorarse cada vez más de él en un inicio pareciera que el tiempo no ajusta y quisiéramos que los días fueran más largos agregarle una hora más, que sea de 25 horas o agregarle un día más a la semana.

El sacerdote señaló “si nos vamos adentrando en el caminar del Señor, nos va ofreciendo trabajo en el reino de los cielos siempre hay trabajo, si nosotros nos comprometemos con el Señor, si nosotros no nos comprometemos con el Señor, pues llevamos una vida relajada sin hacer mucho, escuchando si la Eucaristía pero sin compromiso activo”.

Pablo nos había dicho en días anteriores, “la fe tiene que ser activa, aunque sea compromiso con las obras sociales, con las obras de evangelización hay que comprometerse con el Señor, y este compromiso muchas veces va a parecer cansado y desgastante, pero cada vez que nosotros nos sintamos cansados y desgastante acudamos al Señor”.

Vean lo que nos dice el Señor, “estén listos con las túnicas puestas” otra traducción dice estén listos con el cinturón ceñido esto lo explica el padre Fidel Oñoro ¿qué significa esto del cinturón puesto?, Estar con el cinturón puesto es cuando una persona está dispuesta a salir o dispuesta a trabajar y esto lo recordamos cuando el Señor Jesús, lava los pies a los discípulos que hace se ciñe la cintura.

Pero el Señor nos pide estar dispuestos a  trabajar aun en la noche con las lámparas encendidas es decir en todo momento dispuestos a servir, en todo momento a ser cristianos, “yo no solo puedo ser cristiano no solo en el templo, yo soy cristiano en la casa, yo soy cristiano en el trabajo, yo soy cristiano en el transporte, yo soy cristiano en el supermercado, yo soy cristiano en el banco, yo soy cristiano veinticuatro siete, no puedo ser cristiano solo acá en el templo”.

Yo demuestro continuo que soy cristiano en todo lugar, con la amabilidad con el servicio, con la sonrisa con los frutos del Espíritu Santo, se tiene que notar en mí que soy cristiano, no porque lo digo, sino porque se ve en mi forma de actuar que soy un cristiano que soy una buena persona que sigo a Cristo, que estoy en un camino de conversión.

Cuál es la recompensa nos dice el Señor, “yo les aseguro que el amo se recogerá la túnica, los hará sentar a la mesa y el mismo los servirá, y si los encuentra en vela dichosos ellos, como nos sirve el Señor a nosotros”, no hay nada mejor que descansar en Dios y tener una conciencia limpia ante Dios.

El padre concluye diciendo que hay muchas personas que por el pecado no duermen, por el pecado no comen bien, “pero cuando uno entrega su vida por el Señor, por cansado y fatigado que concluya el final del día duerme en paz y contento por la obra realizada, ese es el fruto que nosotros recibimos en esta vida, y ya en la otra en la vida eterna, la plenitud de la felicidad”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here