El rezo del Rosario tiene que ser un reto en nuestras vidas

Con diversas distracciones y los muchos problemas de la sociedad, acudir a María con la “Oración de los pobres” debe ser un imperativo cristiano.

0
132

La pandemia y todos sus efectos en la sociedad y en la propia Iglesia, han permitido la reinvención de diversas prácticas. El Santo Rosario es una de ellas.

Pasos

Hacer esta poderosa oración, es una experiencia del día a día para el cristiano que muchas veces cae en relajación y deja de hacerlo. Dixie Ballesteros, seminarista de San Pedro Sula, afirma que “Para alguien que no está acostumbrado a rezarlo, debe empezar con prácticas más sencillas como hacer el Ángelus o de la Coronilla de la Divina Misericordia”.

Habiendo tomado la decisión de adentrarse en este rezo mariano, Ballesteros dice que “es primordial conocer a la Madre de Dios, porque nadie ama lo que no conoce y entender que no solo implica una serie de simples plegarias”. En la actualidad, hay una gran variedad de aplicaciones móviles que ayudan a realizarlo.

Constancia

La práctica constante de esta comunicación con Dios a través de la Virgen, ha fortalecido la vida de muchos Papas, santos, religiosos y laicos de la actualidad, encontrando una robusta herramienta para enfrentar al mal. El Padre Alberto Enamorado, Párroco de la comunidad Divina Providencia, opina que “Es necesaria la meditación que nos descubra cada misterio de la vida del Señor, colocándolo como el camino que Dios nos propone y así unirnos a vivir más conscientes el Misterio Pascual”.


El joven presbítero, también propone como una opción que genera comunión, “el rezar con otras personas, sean estas la familia, amigos, hermanos de comunidad o aquellos quienes el Señor nos presenta en el camino, para juntos venerar a nuestra Madre”. Enamorado, sugiere establecer horarios fijos e intenciones en cada ocasión que se acude al Rosario.

El seminarista de San Pedro Sula Dixie Ballesteros dice que “Para iniciar a rezar el Santo Rosario, es necesario como primer paso conocer a María. Luego entender el sentido de esta oración, para saber que no implica una serie de plegarias repetitivas. Una vez lanzados al reto de hacerlo, es importante llevar una intención particular, ya sea en general, por cada misterio o incluso por cada Ave María”.

Por su parte el Sacerdote Alberto Enamorado expresa que “Un buen devoto, debe proponerse un horario para crear el hábito de rezarlo, además de meditar y descubrir cada misterio de la vida del Señor como el camino que Dios nos propone y así unirnos a vivir más conscientes el misterio de la Pascua. Otra propuesta, es rezar con otras personas, familia, amigos, hermanos de comunidad o aquellos quienes el Señor nos presenta en el camino”.

Además el Director Nacional OMP, Padre Bernardino Lazo dice que “Rezar el Rosario, es contemplar el Evangelio de Cristo hecho vida en la mujer humilde de Nazaret, teniendo conciencia de que es discípula y misionera del Señor y de cómo ella brilla en nuestras vidas. Con la actualidad, los jóvenes y adultos deben aprovechar la variedad de redes sociales para proclamar la buena noticia a través de esta práctica tan hermosa de orar a María Santísima”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here