El Papa Francisco celebró la misa en solemnidad a San Pedro y San Pablo

0
28

Este martes 29 de junio el Papa Francisco celebró la misa en la Basílica Vaticana, debido a la solemnidad de los Apóstoles San Pedro y San Pablo, mártires y patronos de Roma.  El Santo padre en su homilía invitó a “observar de cerca” a ambos testigos de la fe.

“Pedro y Pablo son libres solo porque fueron liberados”, dijo el Papa Francisco deteniéndose en este punto central:

“Pedro, el pescador de Galilea, fue liberado ante todo del sentimiento de inadecuación y de la amargura del fracaso, y esto ocurrió gracias al amor incondicional de Jesús. Aunque era un pescador experto, varias veces experimentó, en plena noche, el amargo sabor de la derrota por no haber pescado nada y, ante las redes vacías, tuvo la tentación de abandonarlo todo. A pesar de ser fuerte e impetuoso, a menudo se dejó llevar por el miedo. Sin embargo, Jesús lo amó gratuitamente y apostó por él”

Pese a las debilidades de Pedro, el Hijo de Dios no lo abandona, más bien lo anima a no rendirse a echar de nuevo las redes al mar, a caminar sobre las aguas, a mirar con valentía su propia debilidad.

Saludo a la delegación del Patriarcado Ecuménico

Los arzobispos que reciben el palio, el Papa Francisco hizo hincapié en que este signo de unidad con Pedro recuerda la misión del pastor que da su vida por el rebaño. Otorgando su vida, el pastor,  se convierte en instrumento de liberación para sus hermanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here