El Padre Raimundo Osorto: un benefactor para los pepenadores de Juticalpa

Por Francisco Sosa: El presbítero, con su esfuerzo y el apoyo de varias personas, les construirá su casa propia a estas personas que tienen mucha necesidad

0
347

Ante la enorme crisis que afecta a la población juticalpense de escasos recursos económicos, un grupo que se ha visto fuertemente afectado son las personas que se dedican a hurgar entre la basura para buscar el sustento. Ante esta situación, el designio de Dios y la iniciativa del padre “Mundo”, como se le conoce de cariño y que pertenece a la Parroquia Santa Gertrudis de Juticalpa, se ha logrado iniciar el proyecto de vivienda, el cual está destinado estas personas que no cuentan con un hogar.

“El hombre propone y Dios dispone” reza un viejo adagio y es así como se van tejiendo actividades de carácter divino. “El propósito de esta actividad es una enseñanza directa de una participación afectiva de empatía que redobla los sentimientos para darse al prójimo”, manifestó el presbítero.

El Padre “Mundo”, como lo conocen de cariño y el maestro de obras de la construcción, Héctor Paz.

Idea

“Este proyecto es para las personas que pasan en el crematorio recogiendo botes para venderlos y sobrevivir, entonces yo les estuve visitando por varios meses en el lugar donde ellos permanecen diariamente y después visité los lugares donde algunos de ellos viven” dijo el Padre Raimundo y agregó que “vi la necesidad de que se puede hacer algo más en esta situación, así que mande unas fotografías de esta situación a las redes sociales, las que fueron vistas en Los Ángeles, Estados Unidos, por personas de buena voluntad que tuvieron la idea de poder ayudar y es de esa forma se ha podido comenzar este proyecto”. Asimismo, manifestó su agradecimiento y reconoció que el proyecto está en las manos de Dios.

Trabajos

La iniciativa se está llevando a cabo en la comunidad de El Plomo, muy cercana a la ciudad de Juticalpa. El terreno consta de una manzana de tierra que fue donada y que tiene un valor aproximado de 800 dólares. A medida que se va dando a conocer el proyecto, hasta el momento son ya 20 personas que están colaborando con bloques y otros insumos. Por otra parte se necesita también la perforación de un pozo para la extracción de agua. “Toda ayuda es bien recibida por muy poca que sea” finalizó el presbítero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here