Cristo Resucitado es quien impulsa la vida de cada misionero

Con la paz, fuerza espiritual y alegría, es más facil proclamar lo que Dios nos ha mostrado y ha dado a escuchar

0
363

El sacerdote Eudista Miguel Marte, de la Congregación de Jesús y María, quien tambien es formador y encargado de la Dimensión Humano-Comunitaria del Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa, expresa que hay unas palabras que Cristo Resucitado dirige a sus discípulos y que podrían iluminar la labor misionera, cuando les dice: “Como el Padre me envió, así les envío yo”. El presbítero asegura que estas son solo algunas de las herramientas que han sido entregadas a los bautizados para cumplir la labor de llevar el Evangelio.

Dones

El sacerdote también asegura que “No perdamos de vista la situación de los discípulos en aquel tiempo que estaban encerrados, muertos de miedo”. Es por ello que él califica que la paz, la fuerza espiritual y la alegría, son tres experiencias que se tienen plenamente cuando el Resucitado traspasa las puertas cerradas de la vida de los misioneros.

Elementales

El regalo de la paz, al momento de llegar a un lugar en donde se hace misión, no se trata de un simple saludo. “Es un don, tal como la concibe la Biblia, que encierra todos los parabienes que se pueda desear a una persona. Por otra parte, ¿Cuál es la misión del Resucitado sino transmitir su propia vida a los amigos?”, señala el sacerdote Eudista. La experiencia de Resurrección consiste en que el mismo Jesús nos pone a vivir de su propia vida. “Nos transmite su energía vital, por lo tanto ahora está tan vivo que la muerte no tiene ni tendrá dominio sobre Él”, dijo.

Recompensas

Como resultado de haber recibido la paz y el don del Espíritu Santo, es que los discípulos se llenaron de alegría, de la cual se llena el corazón cuando se recibe una grata noticia. “El Papa Francisco ha hablado amplia y reiteradamente de la alegría del Evangelio”, apunta el Padre Miguel y agrega que “el Espíritu es la fuerza vital que los empujará a salir de ellos mismos. Es la gran alegría resultado de la experiencia de conocer a Cristo y querer llevarlo a los demás”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here