Conozca algunas obras demisericordia para ejercitar en Cuaresma

Durante este tiempo fuerte de conversión, tenemos que acompañar la oración con actos concretos de fe, es por ello, que se nos sugieren algunas prácticas para fortalecerla

0
22

Santiago en el texto bíblico nos recuerda como nuestra forma de actuar puede ser un gran ejemplo de fe para muchas personas. Específicamente en el capítulo 2 en el versículo 18, el apóstol no dice: “Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras”. Es por esta razón que durante los cuarenta días que atravesaremos el camino cuaresmal, aparte de la oración, se nos sugieren algunas prácticas que nos ayudarán a fortalecer el Espíritu.

El Padre Isaías Moreno, miembro de los Siervos de Jesús en Olanchito, dice que “Es complejo poder ayudar a las personas en la pandemia, pero con ingenio y la colaboración de las comunidades parroquiales, podremos hacer que las obras de misericordia, puedan realizarse”.

Enfermos

La pandemia ha hecho que nos alejemos de los que están padeciendo el virus y es complejo visitarlos, pero también la tecnología nos ha acercado a los que sufren de cualquier enfermedad. Es por ello, que una video llamada, si se tiene la posibilidad, o quizás una llamada normal, pueden ser el aliento que necesiten los que sufren el dolor corporal.

 Abrigar

Son muchas las personas que están en las calles padeciendo lo que sucedió tanto en los huracanes o los que perdieron su empleo en la pandemia. Muchos de ellos quizás han perdido la poca ropa que tenían. Estamos llamados a que, si tenemos algo que no usemos, podamos llevarlo a estos hermanos, procurando entregarlas desinfectadas para evitar la propagación del virus.

Fallecidos

Los protocolos de bioseguridad, no han permitido que se pueda hacer un entierro digno de sus familiares y a veces se entregan los cuerpos de una forma que no es digna. Sabemos que una obra de misericordia es enterrarlos, pero con las limitaciones por la pandemia, podemos colaborar, si se puede, con una ayuda monetaria para que las personas que han perdido a un ser querido, pueda lidiar con los gastos fúnebres.

Comida

Dios nos invita a dar de comer al hambriento, pero se ha vuelto complejo poder visitar a una persona en la pandemia por las medidas de bioseguridad que imperan en algunos hogares, es por ello, que si se quiere ayudar con algunos alimentos a familias, se puede hacer uso de las Cáritas parroquiales, llevándoles un aporte para que, en conjunto con ellos, se puedan hacer llegar todas las contribuciones.

De interés:Inicia la Cuaresma con el Miércoles de Ceniza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here